domingo, 23 de março de 2014

Um pouquinho de Humberto Maturana


     Se cuenta la historia de una isla en Alguna Parte, donde los habitantes anhelaban intensamente ir a otro lugar y fundar un mundo más sano y digno. El problema, sin embargo, era que el arte y la ciencia de nadar y navegar nunca habían sido desarrollados (o quizás habían sido perdidos hacia mucho). Por esto había habitantes que simplemente se negaban siquiera a pensar en las alternativas a la vida de la isla, mientras otros hacían algunos intentos de buscar soluciones a sus problemas, sin preocuparse de recuperar para la isla el conocimiento de cruzar las aguas. De vez en cuando, algunos isleños reinventaban el arte de nadar y navegar. También de vez en cuando, llegaba a ellos algún estudiante, y se producía un diálogo como el que sigue:
-          Quiero aprender a nadar.
-          ¿Que arreglos quieres hacer para conseguirlo?
-          Ninguno. Sólo deseo llevar conmigo mi tonelada de repollo.
-          ¿Qué repollo?
-          La comida que necesitaré al otro lado o donde quiera que esté.
-          Pero si hay otras comidas al otro lado.
-          No sé qué quieres decir. No estoy seguro. Tengo que llevar mi repollo.
-          Pero así no podrás nadar, para empezar, con una tonelada de repollo.
-          Entonces no puedo aprender. Tú lo llamas una carga. Yo lo llamo mi nutrición esencial.
-          ¿Supongamos, como una alegoría, que no decimos repollos sino ideas adquiridas, o presuposiciones o certidumbres?
-          Mmmm… Voy a llevar mis repollos donde alguien que entienda mis necesidades.


2 comentários:

  1. Anna, também acho ótima essa página do Maturana.
    Obrigada por ter passado por aqui!

    ResponderExcluir

Seu comentário aguardará moderação